PRECEDENTE Productos Apícolas

El producto apícola más conocido es la miel, que tiene valor como alimento y como medicina popular. La cera es otro producto principal de la colmena, aunque ni los usos ni el valor se reconoce tanto como los de la miel. La miel y la cera son los productos de cualquier proyecto apícola y su producción y venta caben bien dentro de la mayoría de proyectos agrícolas de pequeña escala.

Otros productos de la colmena son el polen, la jalea real, el propóleos, el veneno de abejas, la cría y las abejas (reinas y abejas empaquetadas). Todos estos productos requieren manejo y equipo especializado, o mercados específicos. La producción de estos sub-productos no es práctico para el abejero novicio.

La miel es el producto apícola principal. Esencialmente es lo que queda del néctar después que las abejas le han evaporado el agua. Cuando las abejas convierten el néctar en miel, también añaden enzimas que sirven principalmente para convertir las azúcares complejas en azúcares simples.

El sabor y las propiedades característicos de la miel dependen de las fuentes nectaríferas. Por eso la miel de diferentes regiones y de diferentes períodos de la afluencia de néctar tiene variaciones de sabor y color. Generalmente la miel más oscura tiene un sabor más fuerte.

El componente nutritivo de la miel es puro carbohidrato. Tiene sólo rastros de otras sustancias. La propiedad nutritiva más importante de la miel es que consiste de azúcares simples. Estas azúcares no necesitan ser digeridas, sino que se asimilan directamente por el cuerpo. Esto hace que la miel sea una fuente de energía rápida.

La miel es un dulce natural. Se puede comer en su estado natural, o usarse en cualquier método de cocinar, o para endulzar bebidas. En algunas regiones la miel se usa para preparar comidas especiales para ciertas ocasiones. También se usa en las medicinas populares. Tiene un uso histórico como ungüento para heridas. Su carácter antibactérico (no permite que crezcan bacterias) ayuda a controlar infecciones.

En algunos lugares la miel también se usa para hacer bebidas alcohólicas como vino de miel y aguamiel. En algunas partes de Africa, la cerveza de miel es una bebida tradicional y popular.

La miel es un producto conocido y usado por el mundo entero. Pero en la venta de miel es importante que los compradores tengan confianza que estén recibiendo un producto fino. El aspecto más importante de procesar la miel es mantener una alta calidad. Para establecer y mantener mercados es esencial producir miel de alta calidad consistentemente.

La medida más crucial de la calidad de la miel es que esté pura y libre de sedimentos. En el proceso de extraer la miel se puede contaminar con pedazos de cera o propóleos, polen, cría tierra, abejas muertas, o cenizas. Pero la peor contaminación es el añadido de agua azucarada por ciertos abejeros deshonestos. Los abejeros honestos que evitan todo tipo de contaminación son los que mantienen mercados buenos para su producto.

Para cosechar la miel, use los panales que contienen sólo miel y que tienen por lo menos dos tercios de las celdas selladas. Es preferible usar panales de color claro, porque los panales oscuros contienen propóleos que dan un sabor fuerte a la miel. El uso de panal de miel previene contaminación de cría y reduce el polen en el producto final.

Sacar la miel del panal exprimiéndolo a mano

1) Coseche panal que contenga sólo miel.
2) Corte el panal o exprímalo a mano ... 
Cuélelo por una coladora gruesa o una malla de alambre
.
3) Después vuelva a colarla por un material fino (tela o malla).
4) Embotelle la miel y tape las botellas.

Toda miel contiene alguna cantidad de polen. El único problema con un gran contenido de polen es que le da una apariencia nublada a la miel y puede darle un sabor más fuerte. La miel exprimida del panal tiene más contenido de polen que la miel extraída. (La miel extraída se saca del panal usando un centrifugo. La miel liquida se sale del panal y el polen sólido se queda dentro del panal.)

El contenido de agua es importante en determinar la calidad de la miel. Toda miel contiene levaduras. Para prevenir que estas levaduras naturales crezcan y causen la fermentación de la miel, el contenido de agua tiene que ser menos de 19 por ciento. Miel de esa descripción se considera miel madura. El néctar con un contenido de agua más de 19 por ciento se considera miel verde o cruda. Las levaduras no pueden crecer en la miel madura por el imbalance osmótico; no hay suficiente agua para que crezcan.

Al madurar la miel, las abejas sellan las celdas del panal. Por eso se debe usar panal de miel sellado o operculado para la cosecha. Esto asegura que la miel está madura y que se preservará bien. La miel madura almacenada en envases tapados y guardada en lugares frescos dura mucho tiempo. No necesita refrigeración.

La miel exprimida es la más fácil de producir en proyectos de pequeña escala. Para reducir el contenido del polen en la miel, examine el panal por señas de polen antes de exprimirlo. (Se puede ver el polen si se pone el panal a la luz.) Las partes del panal que contienen el polen se pueden cortar antes de exprimir, y se guardan para uso casero. El polen y el panal también son comibles. El polen es una comida muy nutritiva.)

Después de sacar la miel de los panales, póngala en un envase tapado. La miel es higroscópica; absorbe la humedad del aire. Si se deja destapada en un medio ambiente húmedo, el contenido de agua le sube y la miel se fermenta. La contaminación de la miel con abejas muertas también le sube el contenido de agua, además de dañar la apariencia.


La miel fermentada contiene espuma y burbujas
Por eso añadir agua a la miel para aumentar la cantidad es inútil. Rápidamente causa miel fermentada y compradores disatisfechos. El añadido de agua azucarada no causa fermentación si la concentración de azúcar es suficientemente alta, pero si deja a los compradores descontentos.

La gente que compra miel y paga por miel quiere miel. No quiere agua azucarada mezclada con la miel. Desafortunadamente el aumento del volúmen de miel con agua lo hacen algunos abejeros y vendedores. Aunque no sea el abejero el que haya contaminado la miel, a él se culpa y él es el que pierde porque es su producto.


La miel se puede vender embotellada o en panal.
La venta de la miel dentro del panal es una manera de asegurarle al comprador de la calidad del producto. La miel del panal está sellada por las abejas dentro de la colmena, así que el comprador puede ver que no ha sido contaminada con agua azucarada. La venta de miel en panal es fácil para abejeros que están usando la colmena KTBH u otros sistemas de tecnología intermedia.

Una idea equivocada común es que la miel cristalizada o granulada es el resultado de contaminación con agua azucarada. La realidad es que la miel se puede cristalizar aún sin ninguna contaminación. Porque la miel es una solución natural de azúcares concentradas la cristalización es normal. Algunas mieles producidas por ciertas flores tienen más tendencia a cristalizarse.

La miel cristalizada no está dañada. Se puede licuar por medio del proceso de calentarla lentamente. El mejor método de calentar la miel es poner la botella dentro de agua caliente, porque calentarla directamente puede acaramelar las azúcares, dándole un sabor a quemado. Calentar la miel le cambia el sabor, por eso es mejor evitar el uso de calor en el proceso de preparar la miel para la venta.

En el embotellamiento de miel en volúmen a veces se calienta la miel para disolver los cristales de azúcar. Esto previene la cristalización cuando la miel se embotella. (Este proceso de calentar la miel no es un proceso de pasteurización. La pasteurización mata las bacterias. No es necesario pasteurizar la miel madura, porque las bacterias no pueden crecer con el contenido de agua tan reducido.)

El proceso de calentar la miel se controla muy cuidadosamente. (La temperatura se mantiene a 63 grados C por treinta minutos.) Equipo sofisticado es necesario para este proceso porque demasiado calor cambia la miel y baja su calidad. En proyectos de pequeña escala se debe evitar el proceso de calentar la miel.

También se usa el proceso de calentar para derretir la cera y para sacar los residuos de miel de los panales ya extraídos. Estos residuos de miel son de menos calidad y se prestan a uso casero.

En pocos casos hay abejas que producen miel que es venenosa. Esto ocurre en muy pocas regiones. A veces resulta de condiciones atmosféricas o ambientales que reducen la afluencia de néctar del pasto acostumbrado. En esos casos las abejas entonces visitan plantas inacostumbradas.

No se afecta por el veneno toda la miel producida por la colonia durante el ano entero. Sólo la miel producida del néctar venenoso se contamina. Los abejeros locales reconocen el caso y no cosechan la miel producida durante esos períodos.

Normalmente la miel venenosa no es producida todos los años. Conociendo el origen del néctar venenoso y observando cuando las abejas visitan esas plantas el abejero puede prevenir la posibilidad de envenenamiento.

Hay varios exámenes que usan los compradores comerciales para certificar la pureza y la calidad de la miel. Si un proyecto apícola crece al punto que se esté vendiendo a compradores comerciales, la calidad del producto determina el precio recibido.

Es importante poner énfasis en la idea de calidad desde el principio. Haga el hábito de la calidad. Aún con colmenas de panal fijo, es posible mejorar la calidad de la miel si se tiene cuidado en la cosecha y el embotellamiento de la miel. Muchos sitios tienen un mercado potencial sin desarrollar. La calidad del producto es importante para desarrollar y mantener el mercado

La cera de abejas es un producto apícola cuyo valor es casi desconocido en algunas regiones, y en otras valuado más que la miel. ha cera de la abeja occidental (Apis Mellifera) es diferente de la cera producida por las especies asiáticas (A. dorsata, A. florea, y A. cerana). La cera de las abejas asiáticas se llama cera Ghedda y es menos aceptable para mercados internacionales que la cera de la abeja occidental.

La cera pura es más dura y tiene un punto de derretirse más alto (64 grados C) que la mayoría de ceras. Estas características la hacen más deseable para ciertos usos. La cera se usa en las industrias cosméticas y farmacéuticas y en la producción de barnices y velas. El uso de la cera en proyectos de pequeña escala incluye:

  • la fabricación de velas
  • latonería
  • estampados de batik
  • barnices para madera y cuero
  • para resforzar y hacer impermeable hilos de costura
  • tratamiento para cascos de animales
  • elaborar bases estampadas para las colmenas

Muchas de estas artesanías existen localmente y crean un mercado para la cera de abejas. Hable con los artesanos para desarrollar el mercado para la cera.

Se deben guardar todos los panales y pedazos de cera viejos para derretirlos. Panal viejo se debe derretir separado del nuevo porque el nuevo rinde mejor calidad de cera. Panal oscuro contiene propóleos y capullos que bajan la calidad de la cera.

El panal almacenado en pedazos es muy susceptible a infestaciones de la polilla de cera. Con el uso de un cerificador solar pedazos pequeños de panal se pueden derretir inmediatamente que se cortan de la colmena. No hay que esperar una acumulación de panal para derretirlo todo junto como es necesario cuando se usa agua caliente.

El panal que se va a derretir se puede guardar por corto tiempo en bolsas de plástico con bolitas de alcanfor (paradichloro-benzene, PDB) para evitar el daño de la polilla. Examine con frecuencia el panal guardado para asegurar que no tenga larva de polilla. El PDB previene que las polillas adultas pongan huevos, pero no afecta la larva. Existen fumigantes más fuertes pero el uso de éstos no es práctico para agricultores de pequeña escala.

Casi todos los métodos de derretir la cera usan agua caliente. Se basan sobre el hecho de que la cera flota sobre agua. Unas precauciones son necesarias:

  • Nunca use envases de hierro, zinc, o cobre para la cera porque le tiñen el color. Use envases de aluminio o de esmalte. 
  • Tenga cuidado con la cera derritida porque es muy inflamable. No deje herbir la mezcla de agua con cera. La hervida baja la calidad de la cera porque la hace más quebradiza.
  • Las marquesas de cera se pueden almacenar en sitios secos y frescos por largo tiempo sin peligro. Se deben envolver en papel o plástico.
  • Nunca almacene la cera cerca de insecticidas. La cera absorbe los químicos y si se usa para bases de panales puede matar las abejas.

Derretir la cera: método I

1) Ponga el panal dentro de un envase de agua.
2) Caliente el agua hasta que se derrita la cera.
(Acuérdese: I no deje que hierva la cera, porque es inflamable)
3) Cuando se ha derretido, cuélela por una malla.
4) Déjela hasta que se endurezca.

5) Saque la marqueta de cera y arránquele el sedimento del fondo.


Derretir la cera: método II

1) Ponga el panal en un saco de arpillera,
con piedras adentro para que pese.
2) Ponga el saco en el agua caliente.
3) Revuelva el saco mientras se derrite la cera.
4) Cuando se ha derretido, déjela enfriar y endurecer.

5) La cera caliente se puede poner en moldes si lo desea.

Nota: Si las marquetas se enfrían lentamente hay menos riezgo de que se quiebren

El polen no se ha considerado como alimento para el hombre hasta años recientes. Anteriormente los abejeros lo cosechaban durante períodos de afluencias grandes para después alimentar las colonias al principio del periodo de aumento para estimular el empollo de cría

El interés en el polen como comida para el hombre usualmente se concentra en grandes ciudades donde existe un mercado especializado para alimentos naturales. Desde el punto de vista de la nutrición, el polen es una fuente de proteínas, vitaminas, y minerales, aunque económicamente no puede hacer competencia con las fuentes acostumbradas de estos alimentos. Los muchos beneficios medicinales del polen nunca se han probado científicamente, y algunas personas han tenido reacciones alérgicas después de comer polen.

El polen se cosecha con trampas de polen. Cuando las recolectores entran a la colmena pasan por una malla doble (cinco huecos por cada 2.5 cm). El alambre arranca el polen de las cestas de polen en las piernas de las abejas, y el polen cae dentro de un cajón cubierto por otra malla más fina en que las abejas no pueden entrar. Hay varios tipos de trampas de polen. (Vea las fuentes del Apéndice A.)

La cosecha de polen no se recomienda para abejeros novicios o proyectos de pequeña escala. La colonia necesita polen para empollar cría, y por eso sólo cantidades pequeñas se pueden sacar sin debilitar la colmena. La cosecha de polen requiere frecuentes examinaciones detalladas de la colonia. Es más eficiente cosechar el polen en sitios donde hay afluencias grandes. En la mayoría de sitios en los trópicos la cosecha de polen es difícil porque las afluencias son más pequeñas y los rendimientos bayos.

El polen se daña rápidamente. Las trampas se deben vaciar con frecuencia (diariamente durante condiciones humedas) para evitar que crezca moho en el polen. Inmediatamente que se cosecha tiene que ser secado o congelado. La luz directa del sol y el exceso de calor reduce el valor nutritivo y la calidad del polen, y por eso se necesitan sitios especiales para procesarlo y almacenarlo.

Los problemas de cosechar y procesar el polen junto con el mercado limitado lo hace un producto impráctico para la gran parte de abejeros de escala pequeña.

La cría de abejas es un producto potencial para uso local. Se usa para alimentar ganado, y en regiones donde se acostumbra usar insectos como parte de la nutrición se puede usar la cría como alimento para el hombre.

Porque la cría es la futura población de la colonia, para alimento se debe usar sólo la cría de zánganos que no es tan importante al desarrollo de la colonia. Corte los pedazos del panal que contienen la cría, y sáquela del panal sacudiéndola o agarrándola. La larva mayor es más fácil de sacar porque no hay que destapar las celdas.

Después de sacar la cría, se puede derretir la cera del panal. Panal de cría es buen alimento para gallinas. Las gallinas sacan la larva y la pupa pero la cera se pierde y el panal lo destruyen.

Para alimento humano, la cría se come cruda, o seca, o asada en brocheta.

El polen, la jalea real, el propóleos, el veneno de abejas, y las abejas (reinas y abejas empaquetadas) son productos de la colmena que requieren experiencia apícola y especialización en aspectos de producción y venta. La producción de estos sub-productos generalmente no se recomienda ni para abejeros novicios ni agricultores de pequeña escala.

Se encuentra más información sobre estos productos en las fuentes detalladas en el Apéndice A.

SIGUIENTE